Regadera

Hoy no nos podríamos imaginar nuestro día a día sin la existencia de ella, pero lo que no sabemos es que, cuando nos bañamos, estamos siguiendo una tradición de miles de años.

En los antiguos reinos de Egipto, Mesopotamia, y Grecia las clases altas se duchaban en baños especiales, el agua era acarreada, no bombeada por sirvientes que los asistian.

La primera civilización que implementó el uso de la ducha como hoy la conocemos fue la griega, con acueductos de tuberías de plomo que permitían el libre acceso y evacuación del agua hacia los cuartos de baño.

regadera


Los romanos, influidos por la ingeniería helénica, usaron estos sistemas de ducha de la misma manera; aunque no una regadera como tal, estos baños contaban con tubos en los cuales caía el agua manera de cascada.

Durante la edad media estas prácticas de higiene fueron prohibidas. Pr lo mismo, se perdieron tales conocimientos, y no fue sino hasta el siglo XIX que se retomó el empleo de esos sistemas complejos de abastecimiento fluvial.

Las regaderas como hoy las conocemos surgieron en el siglo XIX y estaban compuestas de tubos formados como varas de bambú, que alcanzaban unos dos metros de altura. En su límite contaban con una boquilla que hacía que el agua cayera sobre los hombros. En este sentido, los antiguos instrumentos de jardinería eran antecedentes directos de las cabezas de regadera.

Con el andar de los años y tras varias modificaciones se fue perfeccionando el tipo de bombeo, los diseños y el material de las tuberías. Solo hasta la segunda mitad del siglo XIX se permitió que las duchas de uso independiente se conectaran a las redes de agua pública, lo que derivó en una mayor comodidad y un uso más masivo. En el siglo XX remplazaron a las tinas, usandose en más del 90 % de los hogares.

Con los años se han ido mejorando los materiales así como los ensamblajes de las tuberías. Un ejemplo son los sistemas que fomentan el ahorro del agua, un recurso preciado en un mundo con problemas ambientales. A pesar de las muchas innovaciones, la ducha domestica actual conserva muchas de las características de su predecesora del siglo XIX.

En Gravita siempre procuramos la mejor atención y calidad en nuestra gama de productos los cuales son hechos con tecnología de punta, también procuramos solventar sus proyectos en casa de manera cordial con la ayuda de nuestro personal especializado y altamente capacitado. Cabe mencionar que contamos con asesorías y servicios de instalación, equipamiento y mantenimiento de nuestros productos.

Somos una empresa joven, y aunque contamos con once años de experiencia somos una de las mejores alternativas gracias a nuestra calidez en la atención y en la distribución de nuestros productos.

Con tal de beneficiar a cada vez más mexicanos con nuestras mercancías nos ajustarnos constantemente a sus necesidades, proyectos y a sus presupuestos, generando así buenas y sanas negociaciones. También contamos con diseños de inventario, exclusivos de nuestra empresa, hechos con la más alta e innovadora tecnología dentro del mercado.

Nuestras regaderas se ofrecen en varios acabados, con diseños innovadores y hechos con los materiales más resistentes, garantizando así su funcionalidad durante muchos años. Contamos con diferentes modelos que se adaptan no solo a su presupuesto, sino también a sus gustos en decoración gracias a nuestras tendencias vanguardistas en cuanto a tecnología y diseño.

Las cabezas de regadera están diseñadas para un ahorro eficiente del agua, asimismo para una mejor distribución de ella, lo que permite un baño más eficaz así como un ahorro del tiempo en la ducha. Algunas cuentan con potencializadores de chorro.

regadera


Tenemos disponible una amplia variedad de modelos de acuerdo al gusto del público en general. Las medidas difieren de acuerdo al modelo así como los costos de instalación, entrega y mantenimiento de los mismos. No incluyen el brazo alimentador (se vende por separado).

Los brazos de regadera que Grávita pone a su disposición están hechos con los mejores y más resistentes materiales, además poseen precios razonables y justos.

Contamos con una amplia gama de diseños y formas. La instalación de los brazos puede ser realizada a techo con chapetón o a pared con chapetón, según la preferencia del cliente y la medida de su habitación para baño. Las medidas de los brazos así como sus materiales y costos de venta, instalación, envío y mantenimiento difieren de acuerdo al modelo.

En Grávita, estamos complacidos en servirle, por lo cual no sea arrepentirá de formar parte de nuestra estimable clientela. Para cualquier duda, aclaración o asesoría contamos con líneas de atención a clientes, puede visitarnos directamente en nuestras oficinas centrales o consultar nuestra página de internet. El personal de Grávita siempre estará gustoso de atenderle. ¡Contáctenos ya!

Proyectos relacionados